Skip to content Skip to footer
TE PREGUNTARÁS...

¿Qué es la fraternidad?

¿Has considerado convertirte en un embajador de la misericordia de Dios? ¿Ser parte de la misión más grande del mundo: ¿ser los samaritanos y cireneos en el mundo del dolor? ¡Permítenos decirte que sí, es posible unirte a este grupo! El Espíritu de Dios sigue suscitando en los corazones de hombres y mujeres y el deseo de trabajar en su viña desde su propia vida laical.

Las Siervas de María, ministras de los enfermos, te invita a formar parte activa, consciente y responsable de la misión que Cristo confió a su Iglesia y que Santa María Soledad Torres Acosta hizo suya y de su instituto.

Seguro te estarás preguntando, ¿qué es la fraternidad? Somos laicos católicos en acción, amando a Jesús en quienes sufren, especialmente en los enfermos, con el lema “Estuve Enfermo y me Visitasteis”. Aspiramos a la perfección de la caridad cuidando a los enfermos, sin distinción de raza, clase social o religión.

Somos miembros que pertenecemos plenamente a de la familia espiritual de las Siervas de María y participamos de su ideal, de sus gracias y de su fecundidad. Hijos espirituales que participamos en la comunión fraterna de sus bienes espirituales y colaboramos en la misma misión de servicio a la Iglesia; y al mundo desde nuestra condición de laicos. La Fraternidad de Hijos Laicos de Santa María Soledad ha sido aprobada por la Iglesia a través de la Congregación de los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, mediante el decreto firmado el 21 de noviembre de 2010.

Existen diversas formas en las que los Hijos Laicos pueden participar en el carisma y espiritualidad de Madre Soledad, según las posibilidades de cada uno. Ya sea visitando y acompañando a los enfermos, brindando ayuda física, espiritual, social y material, o incluso ofreciendo sus propios sufrimientos y siempre orando por la Iglesia y el Instituto. Teniendo en cuenta que el sello de todos nuestros gestos es la GRATUIDAD.