Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

La alegría de ser Ministra de los Enfermos

La alegría de ser Ministra de los Enfermos

Imagínate que Dios tiene un sueño para ti, con el cual serás la joven más afortunada del universo… Así lo han experimentado muchas jóvenes que a lo largo de más de 170 años han descubierto el sueño de Dios en sus vidas, en la alegría de ser Ministra de los Enfermos. Mujeres que se descentran de sí mismas y ponen a Jesús en el centro de sus vidas. Que parafraseando al Papa Francisco, “saben en el dinamismo del amor, que lleva a salir de sí mismas, encontrarse cuando se dan y cuando buscan el bien de los demás”.

Tú también puedes ser parte de estas valientes mujeres. No dejes que los ruidos del mundo, los sueños falsos, falta de orientación y apertura te impidan lograr ese sueño con el que desde siempre Dios te soñó. ¡Date la oportunidad de descubrir el sueño de Dios para ti! Mucho más allá de nuestros proyectos, profesión, tenemos una vocación específica a la cual Dios nos llama.Dentro de la Iglesia hay múltiples caminos. Lo definitivo es que descubras el sueño de Dios en ti y lo conviertas en una aventura de santidad con derroches de caridad y misericordia.

Déjate, pues, contagiar de  esta alegría, de la entrega que brota del carisma-misión de las  Siervas de María Ministras de los Enfermos y ábrete al plan de Dios en tu vida para que, como ellas, experimentes el gozo pleno; ya que seguir a Jesucristo no vale la pena, Vale la Vida y ser Ministra de los Enfermos es dicha grande.

Comparte tu comentario